¿DOLORES DE CABEZA EN LA REVISION TECNICA VEHICULAR?

Cuando se trata de pasar la Revisión Técnica Vehicular, es un dolor de cabeza para las personas que no tienen un mantenimiento adecuado de sus unidades.
Para evitar inconvenientes, te recomendamos realizar de forma programada mantenimientos preventivos y así garantizar su óptimo estado.
Aquí te compartimos algunos consejos que te servirán para evitar contratiempos y gastos innecesarios.

 

NEUMATICOS:

  • Revisa su labrado y el punto crítico de cada neumático.
  • La presión de aire debe ser inspeccionada al menos cada 15 días.
  • La rotación y alineación de los neumáticos se deben realizar cada 10.000Km

SISTEMA DE ALIMENTACION:

  • Cambia los filtros de aire y combustible cada 10.000km o según indique el fabricante.
  • Según el sistema de inyección, realiza una limpieza de inyectores o según el caso limpieza de carburador y una correcta calibración de peste.
  • Usa el combustible adecuado

SISTEMA DE REFRIGERACION:

  • Ten un control del refrigerante, si cumplió el kilometraje indicado por el fabricante o se mezcló con agua, deberás realizar un cambio.
  • Verifica el correcto estado de termostato, tapa de radiador, mangueras y radiador.

 SEGURIDAD ACTIVA:

  • Frenos, al ser una de las partes más importantes de tu vehículo deberás prestarle particular interés, por ello realiza un mantenimiento continuo y solicita verificar que la tecnología aplicada esté funcionando correctamente; así también es necesario la revisión de sus componentes (pastillas o zapatas) verificando que tengan suficiente material para evitar algún desequilibrio al frenado.
  • Otro punto a considerar es la iluminación interna como externa. Una forma sencilla es verificar en casa su adecuado funcionamiento tanto de luces delanteras, posteriores, direccionales, luces de detenerse; si detectas que alguno no funciona, deberás reemplazarlos.
  • Recuerda revisar que los faros no estén opacos; si es el caso, lo recomendable es optar por el cambio de los mismos.
  • Verifica las plumas limpia parabrisas con su respectivo sistema
  • Valida el funcionamiento de todos los testigos del tablero
  • Revisa retrovisor interno y externos.
  • Otro punto de inspección será la suspensión, ésta debe ser validada en la conducción o por inspección visual.

SEGURIDAD PASIVA

  • Revisa los cinturones de seguridad deben estar en buen estado, recuerda que éste puede salvarte la vida, por ello no podrá tener hilachas o desgaste considerable que no permita su normal funcionamiento. Colócatelo y revisa el funcionamiento correcto de sus tensores.
  • Controla que los cristales tales como parabrisas y espejos retrovisores se encuentren en perfecto estado, sin calcomanías ni estar trizados.

Por último, recuerda llevar tu vehículo limpio y siempre la temperatura en la mitad del medidor, no menor ya que la combustión no va ser la mejor, procura poner la gasolina o diésel de mejor calidad al menos 2 o 3 días antes de tu cita.

Te invitamos a seguirnos y conocer más como mantener a punto tu vehículo.
Escríbenos, estamos siempre prestos a responder tus inquietudes.

Créditos:

Ing. Danny Pesantes

Dep. Mecánica Básica ESCUT

Deja una respuesta