¡Voy aprender a conducir…!

Decisiones como estas, son decisiones importantes; y, como todo en la vida cuando hay que tomarlas debemos informarnos, reflexionar y sobre todo analizar.

A veces por la emoción actuamos de forma apresurada y no nos informamos, permitiendo que otros tomen la decisión.

Conducir siempre será una gran responsabilidad; mi propia vida, la de los que me acompañan dentro del vehículo y los que se encuentran en las vías, dependerá de las decisiones que como conductor tome; de ahí que prepararme de forma adecuada, será una buena elección.

¿Y, qué es ser un buen conductor?,

Un buen conductor es aquel que no solo adquirió la habilidad de manipular un vehículo; sino posee destreza al hacerlo, aquel que conoce la ley y normativa de tránsito y la aplica, aquel que tiene las aptitudes físicas y psicológicas y que además posee una actitud orientada a la tolerancia y el respeto por la vida.

Es decir, no basta con tan solo la habilidad…

¿Por qué elegir una escuela de capacitación AUTORIZADA?

Frente a tanta informalidad, es necesario analizar las características que posee una escuela de capacitación autorizada por ANT, frente a una que no lo es.

Conocer estas diferencias, nos dará la libertad de analizar y decidir de forma responsable.

  1. Una escuela autorizada, cuenta con resolución de funcionamiento emitida por ANT, misma que garantiza que se ha llevado un proceso de validación de su infraestructura, vehículos, personal administrativo y docente, personería jurídica, etc.
  2. Emite comprobantes de facturación legalmente autorizados por el SRI, declara sus impuestos y cuenta con el respaldo de una empresa legalmente constituida y avalada por el órgano rector en tránsito.
  3. Cuenta con personal administrativo y docente capacitado; así como con equipos psicosensométricos homologados por ANT, que permiten conocer el estado de la visión, reacciones y audición del futuro conductor.
  4. Sus vehículos son perfectamente acondicionados con pedales de doble comando, que permite al instructor actuar en caso de un posible incidente; y adicionalmente cuenta con póliza de seguro que cubre daños en caso de percances.

Son éstas y otras razones por las que alguien quien inicia un proceso de aprendizaje debería escoger una escuela legalmente autorizada; luego de ello, busquen instituciones serias que brindar un servicio de calidad y calidez.

 

¿Qué nos hace diferentes?

ESCUT, busca en todos sus procesos aportar de forma positiva, honesta y con calidad a la seguridad vial de nuestro país.

Cuenta con 14 años de experiencia en la capacitación de conductores no profesionales, y hace dos años brinda capacitación para profesionales, licencia tipo C.

Su trayectoria de responsabilidad y seriedad ha hecho que nuestra institución sea reconocida y que muchos de nuestros estudiantes referencien el trabajo que desarrollamos.

Nos transformamos permanentemente en beneficio de nuestros clientes internos y externos, y estamos a la vanguardia en la capacitación, llegando a obtener la calificación de Operador certificado, calidad otorgada por SETEC.

Nuestros docentes son capacitados de forma permanente permitiéndoles compartir sus conocimientos con sencillez, maestría, apegados a las nuevas metodologías de enseñanza.

ATREVETE, capacítate y sé un buen conductor.

Créditos:

Ing. Mónica Balseca. MSc.

Directora General ESCUT

Deja una respuesta